Formato de contrato de trabajo

Escrito por Ladeclaracion 26-04-2014 en acompañado. Comentarios (0)

1.1.¿Qué nos impulsa a agruparnos de dos en dos?

En mi opinión, uno de los motivos fundamentales que llevan a las personas a buscar un compañero/a sentimental es la soledad. A nadie le gusta sentirse solo y la forma más común para estar acompañado es tener pareja. Así lo ha establecido durante siglos la sociedad, factor determinante en la mentalidad humana. Desde pequeños vemos el mundo adulto como un cúmulo de parejas que se relacionan con otras parejas. La persona solitaria es anecdótica, desconcertante. No estamos habituados a la soledad y, por tanto, no estamos preparados para sobrellevarla. 1.2.¿Por qué creamos dependencia de la pareja?

En gran parte, la dependencia nace de la propia rutina. Nos habituamos a una vida para dos sin darnos apenas cuenta. Tomamos la relación (sobre todo las de larga duración) como una costumbre y tendemos a tener miedo a la vida sin ese punto de apoyo al que tan Formato contrato de trabajo estamos. Miedo al fracaso, a la soledad y al arrepentimiento son tres factores que influyen drásticamente en la prolongación de relaciones basadas en la rutina más que en el propio amor. En estas relaciones el principal aliciente es el cariño, un amor flojo y vago más cercano a la amistad que al deseo, pero suficiente para mantener a una pareja junta, que no unida, fuente.

Otro tema importante es el sexo. El sexo se convierte en una necesidad que se ve colmada al encontrar una pareja habitual. Sin pareja, nos arriesgamos a vernos privados de dicha experiencia. Es realmente traumático para algunas personas que son capaces de mantener a sus parejas por el simple hecho de tener relaciones sexuales frecuentes. 

2.Mejor solo que mal acompañado

2.2. Ventajas de la independencia emocional

La independencia emocional es un estado en el que, cualquier persona, puede alcanzar la felicidad sin ayuda de otra. Basamos esta independencia en dos puntos clave: libertad y autoestima. No hay que prescindir del amor para ser independiente emocionalmente. Basta con no entregarse plenamente, con conservar esa parcela de libertad que tanto necesita el ser humano. No sentir la necesitad de una constante aprobación por parte de otro individuo y aceptar la relación como un intercambio mutuo de sentimientos. Una relación no debe absorber todas nuestras energías. Somos individuos independientes con personalidades individuales… no podemos olvidarlo.